el consumo de los aparatos conectados

Cuidado con los aparatos «apagados» y su gasto de electricidad

Casi todas las actividades que realizamos dentro de nuestra casa conllevan a un coste energético. Al momento de pagar la factura de la luz podemos llevarnos una no muy grata sorpresa al encontrarnos con un consumo que no parece demasiado vinculado a la realidad. Lo cierto es que existen algunos factores que pueden llegar a potenciar y maximizar el gasto energético.

La importancia de desconectar sus aparatos

¿Sabías que los aparatos apagados consumen hasta un 10% de energía eléctrica? Así es, aun cuando no están funcionando las máquinas siguen gastando electricidad, por lo que desenchufarlos es realmente la única opción viable para evitar que esto suceda y optimizar al máximo nuestro consumo.
En cuanto a los aparatos que mayor cantidad de energía consumen aún estando apagados, debemos mencionar los siguientes: televisores LCD, cargadores de teléfono móvil, aires acondicionados, ordenadores y cafeteras. Como verán, se trata de elementos que utilizamos con frecuencia en nuestra vida cotidiana. Desenchufarlos cuando se encuentren en desuso puede ser una excelente manera de ahorrar energía y optimizar el gasto eléctrico.

Consejos para optimizar el gasto energético

Existen, como bien dijimos anteriormente, una serie de factores que pueden influenciar tanto negativa como positivamente a nuestro gasto y consumo energético. Veamos algunas recomendaciones para optimizarlo de la mejor manera posible y percibir una factura menos abultada el próximo mes:

  •  Lo primero que debemos tener en cuenta es que los dispositivos o aparatos que no estemos usando deben ser siempre desconectados. Ya hemos comentado por qué este punto en particular es tan importante.
  • A la hora de comprar un electrodoméstico, trate de escoger siempre aquellos catalogados como de “clase A”. Estos no solo favorecen la protección del medio ambiente sino que consumen mucha menor energía que los demás.
  • Para la iluminación del hogar, elija siempre aquellas lámparas y bombillas de bajo consumo. Estas utilizan un 80% menos de energía que las comunes y son mucho más amigables con el medio ambiente, previniendo la contaminación.
  • Optimice el uso de sus electrodomésticos al máximo. A la hora de lavar, coloque la capacidad máxima en su máquina lavarropas. Acumule la mayor cantidad de ropa posible a la hora de planchar y hágalo todo de una sola vez.
  • A la hora de utilizar aparatos de climatización, cierre absolutamente todas las aberturas del hogar para evitar que se filtre la temperatura. Elija siempre una temperatura no muy baja en verano, de lo contrario su aparato climatizador trabajará a la máxima potencia para alcanzar el objetivo y deberá gastar más energía.
  • Desconecta el cargador del teléfono una vez que ya haya completado el proceso de alimentación. Estos dispositivos suelen consumir una gran cantidad de energía aun estando inactivos.

Uso de cookies

Este sitio usa cookies para facilitar la navegación y obtener información estadística de sus visitantes. Según Ley, es necesario su consentimiento para instalar cookies.
Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies