consejos ahorro

¿Te ha llegado la última factura de gas y has quedado con la boca abierta viendo los números? A no desesperar, existen algunas maneras bastante eficientes y útiles para reducir el gasto y como consecuencia encontrarnos con que a fin de mes nos toca pagar mucho menos de lo que abonábamos antes.
Por lo general en invierno deseamos mantener nuestro hogar caliente y confortable, por lo que terminamos poniendo la calefacción a tope y muchas veces utilizando estos sistemas de refrigeración de maneras poco inteligentes. Si deseas bajar tu consumo para pagar un poco menos en la factura del gas, te recomendamos echar un vistazo a lo que sigue.

Consejos para reducir la factura por calefacción

Es natural que durante los meses de frio queramos que nuestro hogar se sienta confortable y cálido tanto para nosotros como para nuestra familia, por lo que a veces abusamos y hacemos un uso muy ineficiente de los recursos, lo que nos lleva a pagar una factura abultada que afecta directamente a nuestro bolsillo.

Ahorrando con pequeños detalles

Veamos algunos consejos para tratar de pagar un poco menos y optimizar el consumo.
Los radiadores. Al menos una vez al año, es aconsejable purgar y eliminar todo el aire de los radiadores. En muchas ocasiones se generan burbujitas que lo que hacen es bloquear el paso del calor, lo que no permite que el equipo trabaje con todo su potencial.
No derroches. Si tienes habitaciones vacías que no utilizas en tu hogar, no las calientes. Eso solo genera desperdicio de energía y de gas, lo mejor es mantener los radiadores cerrados y evitar los gastos innecesarios.
Bajo consumo. Si te está llegando el momento de cambiar la caldera de la casa, lo mejor es que analices la posibilidad de adquirir una de bajo consumo. Utilizan muchísimos menos recursos y no solo funcionan excelentemente sino que te permitirán ahorrar bastante dinero a fin de mes cuando toque abonar la factura.
Cuidar los radiadores. Es importante que mantengamos siempre los radiadores en buenas condiciones, pero por sobre todas las cosas que jamás coloquemos nada sobre ellos: ni ropa húmeda, ni tampoco un mueble que bloquee su flujo y paso natural de la temperatura. Estas prácticas hacen que no podamos sacarle todo el partido posible a nuestra calefacción y que necesitemos de más potencia y más recursos para calentar el hogar.
Uso eficiente. Cuando salgas de casa, reduce la temperatura, salvo que tu lugar de residencia sea azotado por temperaturas realmente bajas. Por otro lado, podemos hacer lo mismo durante la noche cuando llegue la hora de ir a dormir, son momentos en donde no se requiere de tanta calefacción.
Calderas. Siempre asegúrate de que tus calderas están en buen estado, el mantenimiento es otro de los puntos fundamentales para asegurar la eficiencia de los recursos y de que no debamos pagar de más por nuestra calefacción.

Calderas. Siempre asegúrate de que tus calderas están en buen estado, el mantenimiento es otro de los puntos fundamentales para asegurar la eficiencia de los recursos y de que no debamos pagar de más por nuestra calefacción.

Uso de cookies

Este sitio usa cookies para facilitar la navegación y obtener información estadística de sus visitantes. Según Ley, es necesario su consentimiento para instalar cookies.
Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies