eficiencia energia en edificios

Cuando hablamos de eficiencia energética estamos haciendo referencia a una práctica que tiene como principal meta la reducción del consumo energético. Aquellos sectores, tanto domésticos como industriales, que son consumidores de forma directa pueden reducir el gasto de energía a través de la implementación de ciertas prácticas y la modificación de algunas conductas.
En cuando a la eficiencia energética en edificios, son varios los factores que se deben considerar y que aspiran a generar un ahorro: por ejemplo, la colocación de ventanales grandes a la hora de construir los inmuebles para reducir el uso de luz, colocar paneles d energía solar para reducir la dependencia a la electricidad, aislar mejor los ambientes para evitar que se filtre el calor en invierno, entre otras cosas.

La regulación de la eficiencia energética en España

La Unión Europea en general cuenta con un marco bastante amplio en el que se regula muy efectivamente el tema de la eficiencia energética. Más específicamente en España, se cuenta con una normativa que establece que todo edificio debe contar con una etiqueta energética que lo califique dependiendo el tipo de consumo que haga, como si de un electrodoméstico se tratara.
Esta normativa, establecida formalmente en un documento, tendrá una vigencia total de 10 años y se está implementando actualmente con muy buenos resultados. Siendo que aproximadamente el 20% de la energía que se consume proviene directamente de los edificios, la medida de lanzar este nuevo plan de eficiencia energética en edificios nos parece más que acertada.
Ahora bien, ¿cómo se obtendrán los certificados de eficiencia energética para los edificios? Estos se emitirán tanto al momento de arrancar la obra como al terminarla, y el primer paso deberá de darlo el proyectista encargado de la construcción. A través de un software se simularán todos los consumos que podrá realizar el edificio teniendo en cuenta distintos factores (calefacción, condiciones climáticas, tipo de aislamiento del edificio, distribución del agua, etc.) y así se determinará en qué medida consume energía el inmueble en cuestión.
Una vez que el edificio se ha terminado de construir y ha entrado en funcionamiento, se hará una prueba nuevamente para corroborar que la clasificación que se le ha dado es la correcta. El certificado emitido será un documento oficial e irá directamente a lo que se conoce como el “libro del edificio”.

El procedimiento de certificación para la eficiencia energética

Como les contamos anteriormente, para establecer la clase de eficiencia de un determinado edificio se utilizan herramientas informáticas. Hoy en día existen dos software que se encargan de realizar este trabajo:

  •  Por un lado, tenemos al primer programa denominado “LIDER” que le da al inmueble una primera verificación en donde se comprueba que la construcción este en concordancia con los requisitos mínimos y básicos establecidos en el “Código Técnico de Edificación”. Una vez pasada esta primer prueba, estamos seguros de que el edificio se encuentra dentro del marco de la ley.
  • Como segunda instancia, tenemos al “Calender”. Una vez que se han chequeado los parámetros generales, este programa se encarga de analizar de arriba abajo toda la información del edificio y darle una calificación que lo ubicará dentro de una de las clases de eficiencia energética.

Este certificado de eficiencia energética tendrá una validez de un total de 10 años. Será trabajo y responsabilidad de cada comunidad autónoma determinar los lineamientos para su actualización o renovación una vez ya haya culminado el plazo mencionado.

Uso de cookies

Este sitio usa cookies para facilitar la navegación y obtener información estadística de sus visitantes. Según Ley, es necesario su consentimiento para instalar cookies.
Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies