Manetnimiento anual del aire acondicionado

En la actualidad contar con un aire acondicionado casi parece como algo imprescindible para nuestra vida cotidiana, tanto en épocas de frío como de calor: para tener los equipos en buen estado y así alargar su vida útil, es importante que se realicen mantenimientos periódicos de los mismos.

En el artículo de hoy te contamos por qué es tan importante realizar el mantenimiento de los equipos de aire acondicionado de manera anual, para que puedas disfrutar de estos aparatos en todo su esplendor y vivir en un ambiente confortable sin inconvenientes.

Mantenimiento anual del aire acondicionado

El aire acondicionado es un aparato extremadamente útil tanto durante los meses de calor como en los de frío gracias a que su principal función es la de climatizar y procesar el aire del ambiente para hacer de cualquier espacio un sitio confortable. Como cualquier equipo electrónico, los aires acondicionados requieren de cuidados y mantenimientos para poder funcionar correctamente y cumplir al pie de la letra la duración de su vida útil.

Tener en funcionamiento equipos sucios o con falta de mantenimiento reduce considerablemente el rendimiento del equipo y hasta puede llevarnos directamente a tener que enfrentarnos con un aparato quemado. Se pierde la eficiencia del aparato y esto puede provocarnos enfermedades respiratorias como consecuencia de la humedad acumulada, las bacterias y el polvo del ambiente.

Existen algunas acciones básicas de mantenimiento que se deben realizar de manera anual para asegurarnos de que nuestros equipos funcionan bien y estamos en condiciones de aprovechar todo su potencial.

  • Unidad exterior. Muchas veces esta parte del equipo de aire acondicionado queda en el olvido, pero lo cierto es que al estar expuesta a la intemperie es muy común que junte suciedad y que esta se deposite además en las baterías de intercambio. Para prevenir inconvenientes, se debe realizar una limpieza de la parte exterior del aparato de manera periódica.
  • Gas refrigerante. El gas refrigerante es un pilar para el buen funcionamiento de un aire acondicionado, y las fugas son más frecuentes de lo que nos imaginamos: para asegurarnos de que no existe ninguna rotura o bien solucionar el problema una vez que ya ha sucedido, debemos procurar realizar los chequeos y mantenimientos del aparato al menos una vez al año. En caso de que se encuentre la fuga, se deberá parchar la zona para evitar que se siga escapando el gas refrigerante.
  • Filtros. Se deben limpiar e incluso desinfectar los filtros ya que de ellos depende la calidad de aire que respiramos en el interior del ambiente climatizado. Para este tipo de acciones se recomienda evitar objetos punzantes que puedan pinchar los filtros y provocar algún tipo de rotura importante en el aparato.
    Evaporador. Al igual que los filtros, el intercambiador interior debe ser desinfectado y se le debe hacer una buena limpieza de manera anual.

Siempre se recomienda contactar con profesionales para realizar el correcto mantenimiento de los equipos de aire acondicionado y poder disfrutar de nuestros aparatos con tranquilidad y sin preocupaciones.

Uso de cookies

Este sitio usa cookies para facilitar la navegación y obtener información estadística de sus visitantes. Según Ley, es necesario su consentimiento para instalar cookies.
Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies