inspecciones de instalacion de gas

Los usuarios que utilizan gas canalizado en sus hogares tienen la obligación de realizar una inspección de todas sus instalaciones de manera periódica cada cinco años. Quienes se ocupan de este tipo de proceso suelen ser las empresas distribuidoras del servicio y las empresas instaladoras habilitadas, y deben avisar al consumidor en cuestión con algunos días de antelación antes de enviar al personal encargado de la inspección. El costo económico va por cargo del mismo titular, quien deberá abonar la suma en su siguiente factura de gas.

En el artículo de hoy les contamos cuales son los objetivos principales de las inspecciones de gas canalizado, por qué son tan importantes y algunas recomendaciones para tratar de mantener sus instalaciones en las mejores condiciones posibles.

Las inspecciones de gas canalizado

Como les contamos en párrafos anteriores, cada cinco años se deben realizar inspecciones minuciosas de las instalaciones de gas canalizado y esto puede correr por cuenta tanto de la empresa distribuidora como por aquellas instaladoras que están habilitadas oficialmente para hacerlo.

Las inspecciones de estas características tienen el principal objetivo de verificar que tanto los espacios comunes como el hogar del usuario en cuestión cumplen con todos los requisitos y las condiciones de seguridad que se establecen en la normativa vigente. Para esto se realizan distintas revisiones y se tienen en cuenta diferentes puntos de la instalación:

• Se chequea el nivel de estanqueidad de la instalación.
• Se revisa cómo se conservan los equipos y las instalaciones y en qué estado están.
• Cómo combustionan todos los aparatos y si hay algún desperfecto en el proceso.
• Se verifica que las rejillas de ventilación estén en buen estado y que se haga bien la combustión.

Al finalizar la inspección completa, la persona encargada de hacerlo debe darle un certificado al consumidor en caso de que todo este en perfectas condiciones. Si se encontrara alguna irregularidad en el suministro de gas, se cortaría el servicio momentáneamente hasta poder solucionarlo.

Consejos para mantener a punto la instalación del gas

Las inspecciones son obligatorias cada 5 años, pero en lo que al gas respecta debemos siempre estar alerta y controlar nuestro suministro para evitar cualquier problema. Una irregularidad podría terminar siendo muy peligrosa.
• Es fundamental que siempre acudamos a un instalador autorizado de gas tanto para un nuevo suministro como para cualquier revisión que necesitemos hacer de nuestros aparatos de gas.
• Siempre tener a mano las instrucciones de todos los aparatos, nunca se sabe cuándo se pueden necesitar en casos de emergencia o situaciones fortuitas.
• Debemos asegurarnos de que nuestros equipos hacen una correcta combustión o podríamos intoxicarnos. Para eso, la llama siempre debe ser de color azul. Si observamos que la misma se vuelve amarilla y permanece así, debemos contactar urgente con un profesional.
• Cuidar las rejillas de ventilación y no obstruirlas también es importante para que el hogar tenga flujo de aire constante y evitemos intoxicaciones en caso de algún desperfecto en el suministro.

Uso de cookies

Este sitio usa cookies para facilitar la navegación y obtener información estadística de sus visitantes. Según Ley, es necesario su consentimiento para instalar cookies.
Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies